Tensión alta – Hipertensión

¿Qué es la hipertensión?

La hipertensión arterial o también llamada presión arterial elevada es una enfermedad que consiste en un aumento de la presión de la sangre cuando ésta choca contra las paredes de las arterias. De la misma forma, la hipertensión arterial es considerada uno de los primeros factores de riesgo para un ACV (Accidente Cerebrovascular) y también un factor de riesgo para enfermedades cardiacas tales como el Infarto Agudo de Miocardio y Angina de Pecho.

 ¿Qué es la Presión Arterial?

La presión arterial es una medida de fuerza o de presión, la cual registra como la sangre choca contra las paredes de los vasos sanguíneos, específicamente las arterias. La lectura de la tensión arterial se realiza mediante el tensiómetro y va a dar dos números o dos medidas llamadas sistólica y diastólica. El número más elevado es la sistólica y consiste en la fuerza o presión con la cual su corazón se contrae y bombea la sangre hacia el resto del cuerpo. La diastólica corresponde a la medida más baja y es la medida de relajación que tiene el corazón durante el ciclo cardiaco.

Valores de la Tensión Arterial

  • Bajo riesgo: Sistólica 120/ Diastólica 80 mmHg
  • Riesgo medio: Sistólica 139+ / Diastólica 89+ mmHg
  • Alto riesgo: Sistólica 150+ / Diastólica 95

Hay algunas excepciones a estas reglas. Según el consenso mundial de hipertensión arterial número VII, si usted sufre de diabetes, se considera presión arterial de alto riesgo valores superiores a 130/80, mientras que a una persona normal se le considera de alto riesgo valores superiores a 140/90 como se mencionó anteriormente

De la misma forma, la presión arterial sistólica debe ser inferior a 130 para las personas mayores de 80 años, esto se debe a que fisiológicamente el corazón de una persona de 80 años presenta un engrosamiento natural ya que las arterias se hacen más angostas y el corazón necesita bombear sangre con más fuerza.  Otra excepción a las categorías antes mencionadas arriba, es en pacientes con patologías cardiacas como insuficiencias cardiacas, insuficiencia de la válvula mitral, entre otros.

¿Cómo se diagnostica la hipertensión arterial?

La hipertensión arterial se diagnostica mediante la toma de la presión arterial por un médico, personal de salud cualificado, como son los profesionales de Enfermería o, en su defecto, por usted mismo si presenta conocimiento de cómo realizar el diagnóstico. Esta toma se debe realizar en dos oportunidades y en tiempos diferentes, es decir se debe realizar en dos días diferentes en dos horarios diferentes. Estas tomas deben registrarse en una hoja que se llamara “Control de Presión Arterial”. Usted puede realizar sus tomas por usted mismo o puede dirigirse a un centro de salud para que le tomen su presión arterial.

Muchas de las tomas o diagnósticos de la hipertensión arterial suelen ocurrir de manera aislada y hasta sorpresiva ya sea una consulta médica regular y hasta en la toma regular de la tensión arterial, esto no impide que se pueden presentar síntomas de hipertensión arterial que ayuda a identificar que algo no está bien como lo son:

  • Dolor de Cabeza
  • Mareo
  • Dificultad para respirar
  • Sangrado nasal
  • Muchas personas no presentan síntomas durante años a pesar de tener cifras elevadas de presión arterial

               Se recomienda realizar controles de la presión arterial como mínimo una vez al año si no tiene factores de riesgo, pero si tiene factores de riesgo lo ideal es controlar la presión arterial una vez a la semana, como mínimo.

¿Cómo se puede controlar la tensión arterial alta?

La hipertensión arterial o presión arterial alta puede ser causada por muchos factores, tales como edad, sobrepeso, dieta alta en grasas, fumar, alcohol, sexo, genética, entre otros factores. Mientras los factores que si se pueden controlar cambiando el estilo de vida son el hábito de fumar, el ejercicio y la dieta.




La mayoría de las mujeres que tienen más de 65 años presentan más probabilidades que los hombres de tener hipertensión arterial. Esto se debe mayormente a la caída de los estrógenos que suele producir la menopausia. Las personas fumadoras tienen mayor riesgo debido a que producen alteraciones respiratorias y mucha dilatación de los vasos sanguíneos. Las personas de raza afro descendiente tienen mayor riesgo de hipertensión arterial como también aquellas personas que sean muy sedentarias y obesas.

A continuación, se mencionarán algunas formas que ayudarán a disminuir las muchas posibilidades de padecer esta enfermedad o, si ya se sufre de hipertensión arterial, disminuir las cifras tensionales.

  • Haga que le revisen la presión arterial regularmente según lo recomiende su profesional sanitario. Se recomienda que un profesional de la salud le haga controlar la presión arterial una vez al año si no se sufre o presentan factores de riesgo, pero si tiene factores de riesgo lo ideal es controlar la presión arterial con mucha más frecuencia.
  • Tomar adecuadamente los medicamentos para la hipertensión arterial. Tómelo según las indicaciones del medico o la enfermera, ya que los medicamentos de la hipertensión arterial deben ajustarse constantemente y si no se toman de acuerdo a las indicaciones, pueden causar efectos adversos.
  • Muchos alimentos como las carnes ahumadas, los pescados enlatados, los embutidos, entre otros; suelen presentar en su composición una gran cantidad de de sodio. Por tal motivo, se recomienda disminuir la ingesta de estos alimentos si eres hipertenso. Asimismo, según la Sociedad Española de Cardiología, se debe reducir el consumo de sal en las comidas para evitar padecer de hipertensión arterial
  • Lo preferible es alimentarse equilibradamente y de forma saludable. Se recomienda que los alimentos que ingerimos no presenten una elevada concentración de sales y grasa. Esto se conoce como plan de alimentación DASH, el cual ayuda a disminuir su presión arterial elevada.
  • Haga ejercicio durante al menos 40 minutos por día; estos ejercicios deben ser de moderada intensidad. Es decir que el paciente debe realizar ejercicio de bajo impacto. Ejercicios recomendados son: caminar, nadar. También se recomienda el baile, por sus beneficios demostrados.
  • No fumar: si fuma, debe dejar de hacerlo y si no fuma debe mantenerse alejado de fumadores activos, ya que disminuir el humo de cigarrillo afecta los grandes vasos del corazón
  • Si bebe alcohol, limítese a no más de 2-3 bebidas al día.
  • Asimismo, se debe evitar el sedentarismo, por lo tanto, es muy relevante y aconsejable tener una serie de rutina de ejercicios para prevenir estos problemas de hipertensión.
  • Disminuir el estrés, ya que es uno de los principales factores de riesgo para la salud, e incide negativamente en las cifras de tensión arterial.

 

 

Tensión baja – Hipotensión

Definición de tensión arterial

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Esto sucede en cada contracción y relajación del corazón, en donde se irriga sangre a las arterias. La lectura de la presión arterial se representa con dos valores que indican la presión sistólica o alta, y la presión diastólica o baja.

La presión arterial tiene dos componentes:

  • Presión arterial sistólica: es el valor máximo de la presión arterial en sístole (en el momento en el que el corazón se contrae). Se refiere al efecto de presión que ejerce la sangre eyectada desde el corazón sobre la pared de los vasos sanguíneos.
  • Presión arterial diastólica: corresponde al valor mínimo de la presión arterial cuando el corazón está en diástole o entre latidos cardíacos. Dependerá fundamentalmente de la resistencia vascular periférica. Se refiere al efecto de distensibilidad de la pared de las arterias, es decir el efecto de presión que ejerce la sangre sobre la pared del vaso.

Cuando se expresa la presión arterial, se escriben dos números separados por un guion , donde el primero es la presión sistólica y el segundo la presión diastólica.

Particularidades de la tensión arterial baja

Hay una cosa que debes tener siempre presente y es que lo que consideras tensión baja para ti puede ser normal para otra persona, pues de por sí hay personas que tienen una presión baja constante. Es por ello que los enfermeros y los médicos solamente consideran que la presión arterial es demasiado baja en los casos en los que sí provoca síntomas, considerándose así tensión baja a un valor igual o por debajo de 90/60 mm/Hg.

Un descenso abrupto de la presión arterial puede ser mortal para la persona, ya que una bajada repentina de presión sistólica origina síntomas como, fatiga extrema y mareos, ya que el cerebro no recibe sangre adecuadamente. Es una situación de salud que requiere ser atendidos rápidamente por un profesional de la salud para evitar desenlaces fatales.

Factores que pueden provocar hipotensión

  • Problemas de corazón

Enfermedades cardíacas, como bradicardia, infarto de miocardio, problemas de las válvulas del corazón e insuficiencia cardíaca, pueden provocar tensión baja (hipotensión).

  • Embarazo

En el embarazo la presión arterial tiende a bajar, porque el sistema circulatorio se expande rápidamente durante el embarazo, pero esto es solo durante el embarazo, despué del parto la presión vuelve a su normalidad.

La presión baja puede ser común al comienzo del embarazo, sin embargo, en algunos casos puede causar una gran molestia para la mujer y poner al bebé en riesgo. Los síntomas pueden ser: debilidad, dolor de cabeza, visión borrosa, sensación de desmayo y mareos. Si se observa que estos síntomas son constantes es recomendable acudir al obstetra para que indique un tratamiento eficaz.

  • Problemas endocrinos

Enfermedades tiroideas, la insuficiencia suprarrenal y la hipoglucemia pueden desencadenar tensión baja (hipotensión).

  • Pérdida de sangre

La pérdida de sangre, denominada “hemorragia”, provoca un descenso grave de la tensión arterial.

  • Deshidratación

La fiebre, los vómitos, la diarrea grave y el ejercicio descontrolado pueden provocar deshidratación. Esto provoca debilidad, mareos y fatiga, desencadenando la tensión baja.

  • Falta de hierro en la dieta

La faltas de hierro y vitamina B12 pueden provocar anemia generando tensión arterial baja.

  • Reacción alérgica grave (anafilaxis)

Algunos alimentos, medicamentos, látex, y otros productos, pueden provocar reacciones anafilácticas. Una reacción anafiláctica es una reacción alérgica grave que puede desencadenar problemas respiratorios, urticaria, picazón, hinchazón en la garganta y un descenso grave de la tensión arterial.

  • Infección grave (septicemia)

El choque séptico o septicemia es una infección grave que ingresa al torrente sanguíneo y produce un descenso de la tensión arterial que puede llevar a la muerte.

  • Medicamentos que provocan tensión baja 

  • Diuréticos, como hidroclorotiazida o furosemida.
  • Antidepresivos tricíclicos, como doxepina o imipramina.
  • Betabloqueantes, como atenolol o propranolol.
  • Medicamentos para la enfermedad de Parkinson, como pramipexol.
  • Alfabloqueantes, como prazosina.
  • Medicamentos para la disfunción eréctil, como sildenafil o tadalafilo.

Síntomas de la hipotensión

Los síntomas principales de la tensión baja  son: mareos y vértigo, náuseas, palidez, dolor de cabeza, sensación de desmayo, falta de energía y debilidad en los músculos, boca seca, cabeza pesada y sensación de vacío, somnolencia y visión borrosa o doble.

Otros síntomas pueden ser: dificultad para concentrarse, cansancio, sensación de frío. No obstante, la tensión baja extrema puede provocar un shock, que pone en riesgo la vida, por lo que se debe prestar mucha atención a los síntomas que son: pulso débil y acelerado, respiración rápida y poco profunda, confusión y piel pálida, fría y húmeda.

Complicaciones de la tensión baja

La presión arterial extremadamente baja puede privar al cuerpo del oxígeno que necesita y hacer que el corazón y el cerebro no funcionen correctamente, llevando incluso a la muerte.

¿Cómo controlar la hipotensión?

Si tienes algunos de estos síntomas antes mencionados:

  • Siéntate con la cabeza en medio de las piernas o eleva las piernas.
  • Bebe un vaso de zumo de naranja mezclado con tomate. Esta combinación es alta en potasio y ayuda a aumentar la presión arterial.
  • Ingiere pequeños sorbos de agua con sal y toma un café.
  • No te levantes de golpe de la cama, siéntate durante 2 minutos en el borde de la cama antes de levantarte.
  • Muévete lentamente.
  • Evita la exposición solar en exceso sobre todo entre las 11h y las 16h debido a que el sol está más fuerte, también, evita los baños o las duchas calientes.
  • Evita los sitios con mucha humedad.
  • Bebe abundante agua para evitar la deshidratación.
  • Utiliza medias de compresión que ayuden en el retorno venoso de las piernas al corazón.
  • No bebas alcohol, puesto que puede desencadenar tensión arterial baja.
  • Sigue una dieta rica en vegetales, frutas y cereales integrales.
  • Si tomas otros medicamentos, pregúntale a tu médico si alguno de estos puede afectar a tu presión arterial.

¿Cuándo acudir al médico?

Debes a acudir al médico cuando observes que tu tensión no se eleva con ninguno de los consejos antes indicados, y cuando permanezca baja durante un periodo prolongado de tiempo. También debes consultar al médico o la enfermera cuando tengas con frecuencia estos síntomas mencionados, para que puedan evaluar la causa del problema y prescribir medicamentos, como por ejemplo: efedrina, fenilefrina o fludrocortisona, si fueran necesarios.

 

Blanqueamiento dental

Blanquear los dientes

Hacer un tratamiento para blanqueamiento dental es algo que muchas personas buscan, lucir una sonrisa radiante con dientes blancos es una satisfacción personal. Podemos indicar que el blanqueamiento dental se encarga de aclarar los dientes para que estén más blancos, y se puede conseguir que el color que ya se tiene logre aclarar en otros tonos blancos, de acuerdo al color que ya se tenga en los dientes.

Este tipo de tratamiento debe realizarlo un profesional en odontología, ya que es la persona indicada para que pueda hacer una adecuada higiene y tratamiento de blanqueamiento. Esto se realiza durante varias visitas al odontólogo, o de acuerdo al tratamiento que le sea indicado.

Se debe evitar realizar algún procedimiento o blanqueamiento dental con personas no autorizadas, ya que esto puede perjudicar su salud e higiene bucal, debido a que no  utilizan los implementos y productos adecuados, además de no contar con un profesional dental, lo que genera un riesgo, pudiendo ocasionar daños mayores.

Tratamientos de blanqueamiento dental

 Existen varias formas y tratamientos:

  • Cuando se trata de blanquear los dientes hay diversas alternativas que puedes encontrar, desde kits para blanquear los dientes, remedios holísticos y tratamientos directamente en el consultorio dental, entre otros.
  • Es muy importante que el paciente recurra al dentista para que le indique cual es el procedimiento de blanqueamiento más seguro y sin correr riegos para su salud dental, él le indicará cual es el procedimiento más adecuado según la condición de sus dientes y encías para que pueda lograr lo que desea: tener una dentadura blanca.
  • Cuando realice la visita al odontólogo para hacer un blanqueamiento dental, se le tomará una impresión de los dientes para que se le pueda realizar un protector bucal; este se usa con un gel para blanquear los dientes. El procedimiento lo puede realizar en su casa, debe colocar el gel en el protector bucal y luego ese protector colocarlo en su dentadura. Esto debe realizarse en las noches cuando vaya a dormir y dejarlo por 8 horas. El tiempo indicado para este blanqueamiento puede variar entre 2 a 4 semanas.
  • Otro tipo de tratamiento que puede brindar un odontólogo es el llamado blanqueamiento energético, que se realiza por medio del láser. Este procedimiento es más rápido, dura aproximadamente 1 hora en el consultorio dental. Consiste en que se aplica el blanqueador sobre la dentadura y seguidamente se fija el láser sobre los dientes para que de esta forma se vaya activando el producto de blanqueamiento. Este procedimiento tiende hacer un poco más costoso por su mayor efectividad en un menor tiempo.

Qué hay que saber sobre el blanqueamiento dental

  • Cuando se encuentre con el dentista debe realizar todas las preguntas necesarias, en cuanto al blanqueamiento dental que se desea realizar.
  • Cuáles son los tipos de blanqueamientos, y cual es el que se ajusta mejor a su condición dental.
  • Cuanto tiempo le tomará el procedimiento, y que resultados debe esperar del blanqueamiento dental que se le vaya aplicar.
  • Consulte si está garantizado el blanqueamiento dental, si es permanente o cual es el tiempo de duración aproximado.
  • Los posibles riesgos como sensibilidad o irritación.
  • Es recomendable que visite un dentista recomendado y reconocido para que vaya con más tranquilidad.
  • El odontólogo le recomendará que, una vez que se ha hecho el blanqueamiento dental, evite el café, té, y fumar, ya que esto sin duda manchará su dentadura.
  • Si usted tiene encías sensibles los riesgos de que esto aumente con el blanqueamiento dental pueden ser mayores. Esto variará de acuerdo al tipo de procedimiento que se realice, ya que los productos químicos pueden resultar muy incomodos. Si el tratamiento que se va aplicar no ha sido evaluado por un odontólogo puede correr el riesgo de dañarse el esmalte dental y que se le hagan quemaduras en las encías, es por ello la importancia de realizar estos blanqueamientos con un profesional de odontología.

Sin duda alguna las personas desean brindar una sonrisa con unos hermosos dientes blancos, y el blanqueamiento dental es un procedimiento cosmético profesional que te garantiza mejorar la sonrisa.

Los blanqueamientos dentales mejoran significativamente dando resultados positivos, sin embargo este tipo de procedimientos no debe ser aplicados para aquellas personas que tienen restauraciones, puentes, coronas ya que los efectos blanqueadores no surten efecto sobre las piezas dentales en esta condición.

Qué hay que evitar para un exitoso blanqueamiento

Es importante determinar que a medida que el tiempo avanza el blanco del esmalte se debilita; trayendo como resultado que la estética de los dientes se vea afectada produciendo tinciones en los dientes. Esto no es más que la alteración del color que se produce en la pieza dental. Esto está causado por  los siguientes factores:

  • Fumar: El fumar cigarrillos diariamente hace que los dientes se manchen y estén expuestos a la tinción dental.
  • Café y Té: El químico que contienen estas bebidas pueden causar el cambio de color de la pieza dental, haciéndola más amarillentas así como oscurecer su color natural.
  • El vino: El continuo consumo de esta bebida hace que su tono oscuro opaque los dientes.
  • Es recomendable tomar estas bebidas con una cañita, pajita, o pitillo, para evitar en lo posible el contacto con los dientes, y así se reducen las posibilidades de que se manchen, como también reducir su consumo en general.
  • Los colorantes de los alimentos también juegan un papel negativo en el color de los dientes.

Resultados del Blanqueamiento Dental

 Si el procedimiento de blanqueamiento ha sido realizado de forma segura y con el especialista en odontología, los resultados pueden llegar a durar hasta tres años, sin embargo cabe destacar que estos resultados variraán de acuerdo a las condiciones dentales de cada paciente que se lo realice, ya que si la persona posee hábitos como fumar los dientes se mancharán.

Es recomendable seguir una serie de hábitos saludables para garantizar el blanqueamiento de los dientes como:

Para mantener un tono blanco en la dentadura es necesario que se cepille regularmente los dientes, así como hacer uso del hilo dental diariamente para tener una buena higiene y salud bucal; evitar los colorantes y bebidas oscuras.

Cuando el blanqueamiento dental es realizado de forma segura se obtienen buenos resultados, sin embargo siempre hay la posibilidad de que exista sensibilidad o irritación por un corto tiempo en las encías, por ello se debe evaluar las condiciones dentales antes y después del tratamiento.

 

 

 

Probióticos

Probióticos

Los probióticos son microorganismos vivos que viven en el intestino y mejoran la salud general del organismo. También vienen en los alimentos y cumplen funciones muy importantes dentro del cuerpo humano, ya que verdaderamente sin ellos no se podría llevar un ritmo de vida normal. En general, los probióticos son más comunes de lo que mucha gente puede llegar a creer, pero si aún no conoces sobre estos beneficiosos microorganismos, aquí te hablaremos todo sobre ellos.

¿Qué son los Probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos (bacterias y levaduras) beneficiosos que residen en el intestino y mejoran la salud general del organismo, como fortalecer el sistema inmunológico y facilitar la digestión y la absorción de nutrientes.

Ciertamente, se entiende como bacterias a una serie de microorganismos que causan enfermedades, pero en este caso, los probióticos se consideran “buenos” o “saludables”, puesto que ayudan a mantener la microbiótica saludable. Estudios indican que estas bacterias ayudan a mantener un sistema digestivo saludable al limitar el crecimiento de bacterias “malas” cuando la flora intestinal no está en equilibrio. Estas bacterias “malas” no ayudan al sistema inmune y dejan al organismo susceptible a enfermedades. Por lo tanto,  los probióticos actúan sobre ellas y las erradican.

Tipos de Probióticos

Las especies de los grupos de Bifidocaterium, Lactobacillus y Saccharomyces, son las más comunes, sin embargo, unas de las bacterias más beneficiosas y conocidas son las pertenecientes a las Lasctobacillus Acidophilus, las cuales son utilizadas como unos suplementos probióticos, aunque también existen otras especies recomendables de probióticos: Lactobacillus casei, L.sakei, Lactobacillus LB, L.bulgaricus, L.gasseri, L.plantarum, L.reuteri, Bifidobacterium, Lactobacillus GG y S.thermophilus.

¿Cómo actúan los Probióticos?

Los probióticos:

  1. Contribuyen a restaurar la microbiótica.
  2. Estimulan el sistema inmune.
  3. Actúan en diversos órganos, como pulmones, sistema digestivo y urinario.
  4. Producen sustancias antimicrobianas contra organismos patógenos.
  5. Inhiben toxinas bacterianas y evitan infecciones, ya que compiten con diversos microorganismos patógenos en el intestino.

Propiedades de los Probióticos

  1. Mejoran el estado de ánimo, ya que ayudan a la salud gastrointestinal, por lo que son elementos indispensables en nuestra salud y bienestar en general.
  2. Restauran el tracto Intestinal, debido a que actúan como agentes restauradores del equilibrio no amigable, patógenos del intestino tales como la bacteria Candida o E. coli.
  3. Evitan enfermedades causadas por un crecimiento excesivo de la bacteria Candida albicans, la cual trae consigo una serie de problemas, tales como molestias digestivas, dolores de cabeza, letargo, irritabilidad, y candidiasis.
importancia de los probióticos

Beneficios de los Probióticos

  • Combaten y previenen enfermedades intestinales, como síndrome del intestino irritable, colitis e inflamación intestinal.
  • Lidian con el cáncer, la candidiasis, las hemorroides y la infección urinaria.
  • Combaten el estreñimiento y la diarrea y regulan el tránsito intestinal.
  • Mejoran la digestión y erradican la acidez.
  • Fortalecen el sistema inmunológico gracias al aumento de macrófagos.
  • Aumentan la absorción de vitaminas B, calcio y hierro.
  • Previenen posibles alergias e intolerancias alimentarias.
  • Previenen la obesidad, el colesterol alto y la hipertensión.
  • Impiden la proliferación de bacterias patógenas en el intestino.
  • Ayudan a digerir la lactosa.

La flora intestinal que es sana y rica en probióticos se forma desde el momento del nacimiento, sobre todo cuando el nacimiento ocurre gracias a un parto eutócico (normal) y cuando el bebé es alimentado exclusivamente con leche materna durante sus primeros 6 meses de vida.

Efectos de los diversos Probióticos en algunas enfermedades

  • En el tratamiento y la prevención de diarreas, los microorganismos pertenecientes a los grupos de Saccharomyces boulardii, Lactobacillus reuteri y Lactobacillus rhamnosus GG, reducen las diarreas agudas, más que todo sin son por causas virales.
  • En la Helicobacter pylori, las diferentes cepas de lactobacilos y bifidobacterias aumentan la erradicación de la infección por Helicobacter pylori, relacionada con el desarrollo de úlceras gástricas y cáncer.
  • En el síndrome de intestino irritable, la L Plantarum 299v y la L reuteri mejoran los síntomas de dolor que esta patología produce.
  • En las infecciones respiratorias altas, los lactobacilos y las bifidobacterias reducen los síntomas de esta enfermedad.
  • En los cólicos del lactante, la L reuteri previene y disminuye los cólicos del lactante en los tres primeros meses de vida.

Alimentos Probióticos

Se recomienda consumir al menos 1 alimento fuente de probióticos por día par así mantener la flora intestinal saludable.

Los alimentos ricos en probióticos son:

  • Leche fermentada: Es un producto especial que contiene Lactobacillus agregados por la industria. En este caso, el Yakult es el más famoso.

 

  • Yogur natural: Es una de las mejores fuentes de probióticos del mercado. Existen yogures de sabores que además de mantener las bacterias beneficiosas vivas, son deliciosos.

 

  • Kombucha: Bebida fermentada a partir de del té negro que trae una gran fuente de probióticos.

 

  • Kéfir: Producto fermentado con levadura y bacterias, que posee una cantidad elevada de probióticos.

 

  • Productos a base de soya, legumbres y hortalizas: como Miso, Natto, Kimchi, tienen cultivos beneficiosos para la flora intestinal.

Suplementos Probióticos

Los probióticos pueden ser consumidos en cápsulas, líquidos o sobres, y deben diluirse en agua para ser consumidos.

Algunos son:

  • El Lacteol Fort.
  • El Liolactil.
  • El Lactipan Pediátrico.
  • El Vavig.
  • El Floraplus Eptavis.
  • El Glutapak R.
  • El Microbiot.
  • El Pro-T-Flor.

Estos suplementos son fáciles de encontrar en las farmacias y tiendas de productos nutricionales.

Efectos secundarios de los Probióticos

Los efectos secundarios se pueden observar más que todo en personas con patologías ya establecidas, y dichos efectos pueden ser gases e hinchazón leves y temporales, o pueden sufrir de reacciones alérgicas a los probióticos o a los ingredientes propios del alimento o el suplemento.

En conclusión, los probióticos son microorganismos “buenos” o “saludables” no se han demostrado ser perjudiciales para las personas aparentemente sanas, no obstante, las personas que tienen un sistema inmunológico débil o que estén muy enfermas deben tener suma cautela al ingerir productos con probióticos.

Para cerrar, siempre será necesario acudir al médico de cabecera antes de empezar a tomar probióticos regularmente, pues él sabrá si un suplemento con probióticos afectará cualquier afección ya establecida o es altamente beneficiosa para el tratamiento.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!